Por CUBE  -G

 Múltiples preocupaciones trae la medida de aislamiento social, para cuyo cumplimiento se ha dispuesto el toque de 14h00 a las 5h00 (16 horas) en todo el país. Una de esas preocupaciones es como el Estado va a garantizar la alimentación de los sectores más empobrecidos del país. La Confederación Unitaria de Barrios del Ecuador, sede Guayas y otras organizaciones barriales de la ciudad analizan esta situación y realiza algunas propuestas para resolver esta situación, a continuación el texto:  

PROPUESTA DE LA CUBE ANTE LA PANDEMIA DEL CODVID-19

Van más de 8 días que nuestro país como muchos otros en el mundo, enfrentamos el contagio del CODVID-19 (coronavirus). Con el propósito de detener la expansión del virus como lo indica la OMS, el Estado ha ido tomando varias medidas, como la restricción de movilidad, para quienes trabajan bajo relación de dependencia se planteó el teletrabajo, y finalmente el toque de queda que en el caso de Guayaquil inicialmente regía desde las 16h00 hasta las 5h00, pero debido a la fase de propagación a partir de hoy miércoles 24 de marzo regirá en todo el país desde las 14h00 hasta las 5h00.

En Guayaquil se suprimió gran parte del servicio de transporte urbano, quedando habilitadas solo 8 rutas de transporte masivo, todo esto con la finalidad de presionar la restricción de movilidad e impulsar la campaña “Quédate en Casa”; para tratar de disminuir la curva de contagios.

Sin embargo, no se han tomado las medidas necesarias que garanticen la provisión de alimentos y medicinas para miles de familias de los barrios populares, del comerciante autónomo, del pequeño comerciante, de los pequeños negocios (que no tienen permitido trabajar), de los artesanos, de las trabajadoras remuneradas del hogar (empleadas domésticas), de los recicladores, entre otros; para quienes su ingreso económico familiar depende del trabajo día a día y al no poder obtener este ingreso sufren la escasez de alimentos para sus hogares.

En Guayaquil LA POBLACION URBANA ES DE PROXIMADAMENTE 2 MILLONES 500 MIL HABITANTES. De esta población algunos de los sectores de mayor pobreza en lo fundamental están ubicados en sectores como:

SECTOR POBLACION
BATALLÓN DEL SUBURBIO 18.350
GUASMOS CENTRAL Y NORTE 54.249
GUASMO SUR 61.635
ISLA TRINITARIA 88.695
FLOR DE BASTIÓN 44.536
SERGIO TORAL 40.031
BALERIO ESTACIO 46.816
MONTE SINAÍ 29.302
BASTIÓN POPULAR 53.632
EL PARAÍSO DE LA FLOR – EL FORTÍN 89.925
TOTAL 527,171

Como se observa, estamos hablando de una población de más de medio millón de personas, esto, considerando que no están detallados todos los sectores en situación de pobreza.

El MIESS, algunas fundaciones y otras instancias han dispuesto entregar raciones alimenticias; sin embargo, hay que considerar que estas entregas se rigen bajo sus propios Censos por tanto no incluyen a toda la población vulnerable y que el gobierno debiera tener un plan de contingencia que realmente garantice hacer llegar raciones de alimentos a todas las familias desprotegidas.

PLANTEAMOS:

ES IMPORTANTE LA SOLIDARIDAD, planteada por muchos sectores sociales organizados, por hombres y mujeres solidarios del campo y la ciudad, pero este apoyo solo llega a determinados sectores pero no a todos los barrios pobres de la ciudad y no resuelve el problema de abastecimiento de alimentos.

Por este motivo planteamos que:

– El gobierno debe cumplir su obligación de resolver el problema de forma integral, adquiriendo los productos directamente a los campesinos y almacenándolos en centros de acopio, de esta manera se garantiza el abastecimiento suficiente de alimentos.

– Se elaboren kits alimentarios de acuerdo a la real necesidad alimentaria de las familias.

– Estos kits sean entregados casa a casa, en todos los sectores populares, en el horario del toque de queda. Para garantizar que ninguna familia quede excluida, y hacer un control de afectación de salud.

– Garantizar por medio de los Gobiernos Locales que todos los sectores que no cuentan con servicio de agua potable tengan abastecimiento gratuito de Agua mediante tanqueros.

– Que se garantice la entrega de estos kits aun después de superada la crisis sanitaria, a fin de garantizar la alimentación hasta que la población se recuperen de las secuelas económicas de esta situación.

– El gobierno debe asegurar a los inquilinos una moratoria del pago hasta tres meses, marzo en adelante.

– A la población sin vivienda se debe garantizar el financiamiento por parte del estado para el alojamiento y/o asilo en los hoteles populares y coordinar la alimentación con los comedores aledaños en coordinación técnica por el MIES.

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.