Por Mariano Santos N.

El sistema de pagos o transferencias SWIFT es el acrónimo de las siglas en inglés de “Society for Worldwide Interbank Financial Telecomunicación”, que no es otra cosa que el sistema que norma los pagos y transferencias internacionales y, funciona ininterrumpidamente las 24 horas del día y los siete días de la semana. 

En 1973, se funda en Bruselas este organismo que aglutina a 212 países y más de 11.000 instituciones bancarias, instituciones comerciales, financieras, de casi todo el planeta. Es básicamente, un entramado global de bancos que tiene a cargo una red internacional de

comunicaciones financieras entre bancos y otras entidades.

Para las transacciones con el resto del mundo se necesita el BIC (Bank Identifier Codes) generado por el SWIFT, que permite el control absoluto por parte de EEUU. SWIFT posee y administra el sistema BIC, lo que significa que puede rápidamente identificar un banco y enviar un pago de manera segura o anularlo. Entonces la red puede ser usada para comunicar una orden de pago de forma rápida y segura. O si EEUU impone una sanción, ninguna empresa, proveedor o persona podrá depositar, pagar, o retirar dinero, lo que hace que las inhabilitaciones norteamericanas a personas, compañías o países tengan impacto real.

Este sistema del monopolio financiero o guerra financiera, que algunos incluso llaman fascismo financiero, le permite a EEUU la prohibición parcial o total para su uso, de algunos países, como es el caso de Irán, Corea del norte, Cuba, Venezuela, Rusia, y es la herramienta para las sanciones que los gringos utilizan para «castigar» a aquellos que no se someten a sus designios.

Con todos estos antecedentes, es evidente que los Estados Unidos tienen un control certero, a través de este sistema financiero, sobre transacciones dudosas, delincuenciales, etc. Entonces, EEUU conoce a ciencia cierta sobre las transacciones en paraísos fiscales, el lavado de activos y muchas otras cosas más. Claro, pues el principal sostén del dólar, hoy en día, es la droga [1].

El primer país que sufrió un bloqueo financiero a partir de la retirada forzosa de sus bancos del sistema SWIFT fue Irán en el año 2012, que más tarde con el acuerdo nuclear fue

suspendido, pero cuando los gringos abandonaron unilateralmente el acuerdo, reestableció las sanciones, por lo cual, en noviembre de 2018, el Banco Central de Irán fue desconectado del sistema SWIFT. La medida dificultó que la República Islámica pueda liquidar las facturas de importación y exportación. Como era de esperar, el cierre de SWIFT tuvo un efecto demoledor en sólo unos meses. La producción de petróleo cayó a menos de la mitad, de 2,5 a 1,1 millones de barriles al día. Igual ocurrió con Venezuela que de una producción de algo más de 2 millones de barriles diarios en 2017, disminuyó a menos de 500.000 en el 2020.

Vale sin embargo precisar, que si bien estas medidas coercitivas incidieron bastante en la debacle petrolera, fue igualmente incidente la dependencia tecnológica norteamericana, a la que estaba sometida toda la infraestructura hidrocarburífera de estos 2 países.

Todo lo anterior ha ocasionado que muchas regiones y países comiencen a independizarse del sistema, pero también del dólar. De más de 95% de transacciones que se realizaban con el dólar, a nivel mundial, luego de la segunda guerra mundial en que la moneda norteamericana se convirtió en la divisa hegemónica (año 1.944, con el acuerdo Breton Woods), ahora esas transacciones han disminuido notablemente, ubicándose en apenas algo más del 50%.

Así las cosas, La Unión Europea ya tiene el IBAN (International Bank Account Number) para transacciones entre sus países. Rusia tiene El SPFs -Sistema para la transferencia de mensajes financieros, desarrollado por el Banco de Rusia a partir de 2014. China tiene El Sistema de Pago Interbancario Transfronterizo (CIPS, por sus siglas en inglés), sistema desarrollado con el respaldo del Banco Popular de China a partir de 2015.

SUCRE (Sistema Unitario de Compensación Regional) es el nombre de la unidad de cuenta común que, en noviembre de 2008, acordaron adoptar los presidentes y representantes gubernamentales de los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), más Ecuador, que en ese momento no era Estado miembro de la alianza.

Actualmente, según Wikipedia, es una unidad de cuenta y de valor, mas no una moneda convertible controlada por un organismo emisor de piezas y billetes de curso legal.

Desde 2017, pero principalmente desde la autoproclamación de Juan Guaidó, en enero de 2019, EEUU incrementó las medidas restrictivas financieras, con el bloqueo y/o cierre de todas las cuentas estatales venezolanas en el exterior en donde los norteamericanos tienen incidencia, lo que le impidió al gobierno de Maduro disponer de los fondos necesarios para la importación de alimentos, medicinas, vacunas, insumos agrícolas, insumos y accesorios petroleros y productos básicos.

Es en este escenario que aparece el empresario colombo-venezolano Alex Saab, quien como funcionario de alto nivel-diplomático, designado por el propio Maduro, debía sortear, esquivar, todas las dificultades derivadas de la agresión y el bloqueo para conseguir en el exterior alimentos, medicinas, etc., pues si bien las sanciones gringas afectaron (afectan) no solo al gobierno de Maduro, sino, por sobre todas las cosas, a la gran masa de la población.

Saab fue detenido y encarcelado el 12 de junio de 2020 mientras el avión que lo conducía se reabastecía de gasolina en ruta de Teherán a Caracas. No existía orden internacional de captura en ese momento. La orden fue emitida por Interpol al día siguiente de la detención y retirada poco después. De hecho, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, a la que Cabo Verde reconoce jurisdicción, falló en marzo de 2021 que la detención de Saab era ilegal pues “la alerta de Interpol que solicitaba su arresto se emitió al día siguiente de su detención” y en junio del mismo año el Consejo de Derechos Humanos de la ONU le pidió que se abstuviera de extraditar a Saab a EEU., mientras su caso fuera examinado.

Más aún, se supo que el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas contra las Detenciones Arbitraria y cuatro relatores especiales del organismo habían advertido al gobierno caboverdiano: “La situación creada por las más altas autoridades de Cabo Verde violaría de una manera seria, ilimitada y prolongada los compromisos de Cabo Verde con los más elementales principios de derechos humanos”.

Como se sabe, Saab, ya fue extraditado a Estados Unidos en octubre anterior.

Con todos estos elementos señalados, es evidente que Maduro tiene razón, cuando señala que Saab es un secuestrado de los gringos, por más que no estemos de acuerdo con su Gobierno, parte de los autodenominados progresistas, que se diferencian de los tradicionales burgueses, por la dependencia, los viejos, dependientes de los EEUU, mientras que los “progresistas” de los chinos y rusos;  los gringos, por más potencia que sean, no pueden atropellar grotescamente el derecho internacional, nadie les ha conferido la patente de corso para que sean los policías, Los jueces del mundo para a su antojo meter a la cárcel a un ciudadano extranjero, peor aún, si se trata de un diplomático. Claro, se trata del imperialismo en su máxima expresión delincuencial que no solo saquea, piratea, sino impone «su justicia» matonil. Ya en EEUU, Saab fue llamado a comparecer y el juez de La Florida, este 31 de octubre último, desechó 7 de los 8 cargos que le imputaban; el cargo restante que está pendiente es «conspiración para lavar dinero».

Cuando Guillermo Lasso estaba prácticamente contra la pared, al destaparse a nivel mundial el caso de los Pandora Papers, por los evidentes, claros Y CONTUNDENTES ARGUMENTOS DE LOS POSIBLES DELITOS QUE HABRÍA  cometido: tenencia directa, indirecta de activos en paraísos fiscales, perjurio, posible lavado de activos[2], aparecen, como por arte de magia, los salvadores de Lasso, comenzando por la gran mayoría de asambleístas, el contralor encargado y un personaje que se ha convertido últimamente en su principal defensor, Fernando Villavicencio: «Lasso no tiene absolutamente nada en los paraísos, por favor ¡no lo calumnien!, la ley de reforma tributaria aprobada, no es delincuencial sino todo lo contrario, de «beneficio para las grandes mayorías» y, la subasta de los bienes públicos es una buena acción».

Incluso, uno de los medios que teóricamente acusaba a Lasso, aunque en la práctica se convirtió en un defensor obsecuente, como diario El Universo, ahora tiene a María teresa Pérez barriga una de sus altos ejecutivos) consulesa en Miami y a Alicia de Jesús Crespo (esposa del gerente del diario, Leonardo Terán), como la nueva Embajadora en el Vaticano.

Es en este escenario polémico de los Pandora que Villavicencio trae a la palestra pública el caso Saab, el Sucre, como para distraer la atención y echar tierrita al caso extremadamente grave Pandora-Lasso.»

Con la información presentada aquí se puede claramente establecer que Saab cumplía disposiciones del gobierno venezolano para abastecer en algo, de los principales y urgentes insumos que Venezuela no podía conseguir por las vías normales del comercio internacional, y que al parecer lo logró, pues el brutal y criminal bloqueo le obligaba a hacer verdaderas piruetas.

Que en ese proceso de hacer negociaciones por debajo de la mesa para no ser detectados por la inteligencia norteamericana y de utilizar el mismo sistema Sucre, Saab haya cometido actos de corrupción, es algo que no debe descartarse por ningún motivo; sin embargo, el elemento sustancial, es la actitud miserable y canallesca del imperialismo norteamericano, que utiliza este monopolio financiero internacional para sus propósitos protervos, entre otros, el “castigar” a los pueblos del mundo y el utilizar a sus peones (Villavicencio) para confundir a la población y ayudar y proteger a sus aliados(Lasso) para eludir sus problemas internos.

Cuando «dirigente» laboral en Petroecuador, siempre se lo ubicó como un elemento distractor, que empujaba la división antes que la unión entre los trabajadores y que tenía vinculaciones con organismos extranjeros vinculados a la inteligencia norteamericana, pues en los años 90 del pasado siglo, «prestó sus servicios» a la USAID, organismo precisamente conocido y dedicado a esos menesteres…

con su accionar de ahora ratifica su sinuoso pasado, al servicio de los EEUU y de la gran burguesía financiera del País, la más retardataria, que intenta subastar TODOS los bienes públicos del Ecuador.

Notas-

[1]. Mariano Santos, Salida de EEUU de Afganistán, dólar y drogas, Periódico Opción, 22 de septiembre 2021.

[2]. Mariano Santos, LASSO, ¿debe ser destituido? Parte II, Periódico Opción, 27 diciembre 2021.