Por Mariano Santos N.

A diciembre del presente año 2021, al revisar la información que aparece en la página web del SRI, este organismo nos revela que en el Ecuador existen 302 grandes grupos económicos, que manejan el 67% de la economía nacional, el producto interno bruto, PIB, siendo el grupo Banco de Guayaquil, el cuarto en importancia económica, con capitales, al 2020, de más de $6.014 millones (exactamente $6.014.463.154) y patrimonio de $784 millones. Sin embargo, este poderoso grupo económico tiene, según el mismo SRI, 66 empresas, de las cuales 2 están domiciliadas afuera, que lo veremos más adelante.

I.- El patrimonio de Lasso.

Con los datos reportados por el SRI, en cuanto al patrimonio del banco de Guayaquil que es $784 millones, resulta que si nos atenemos al informe de investigación de la comisión de garantías constitucionales, de que la corporación multi BG, que tiene el 80% de las acciones del banco; a su vez, en MultiBG Lasso tiene el 39,4%, datos que coinciden con una investigación del portal digital Primicias[1], que a su vez, toma datos de la superintendencia de compañías, significa que Guillermo Lasso, solo con estas cuentas, debería tener un patrimonio de $250, 88 millones.

Entonces, ¿cómo es que, en su declaración juramentada ante la Contraloría, Lasso dice que sólo tiene un patrimonio de 39,7 millones? ¿Cómo es que el contralor encargado del encargado Riofrío dice que este caso debe ser archivado?

Antes, en el 2016, se dio un hecho similar [2]: La Ley orgánica de solidaridad y corresponsabilidad ciudadana para la reconstrucción y reactivación, de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de

abril de 2016, dispuso que las personas naturales que, al 1 de enero de 2016, posean un patrimonio individual igual o mayor a un millón de dólares, pagarán una contribución del 0,90%. el SRI determinó que el verdadero patrimonio, directo e indirecto, ascendía a algo más de USD 174millones y, encontró una diferencia patrimonial de $144millones, pues Lasso había declarado solamente $24,56 millones.

El 15 de febrero de 2018, ojo, en pleno gobierno de Moreno (aliado de Lasso), luego de atender los descargos del banquero, el SRI notificó la liquidación y dispuso el pago de $1’124.750,51, correspondientes a la diferencia establecida, incluidos los intereses. Moreno entonces, cambia al director del SRI (el 22 de mayo de 2018). Poco antes, el 2 de marzo de 2018, Lasso había presentado un reclamo administrativo y el 14 de agosto del mismo año, la nueva directora del SRI, Marisol Andrade, aceptó el recurso interpuesto por el banquero y Lasso no pagó los más de $1,12 millones de dólares.

Marisol Andrade, es actualmente la directora del SRI, ratificada por Lasso que cuando fue convocada a la Asamblea, no entregó absolutamente nada de información y, es una de las principales acusadas por la evasión y elusión tributaria que según la Cepal es de $7.600 millones de dólares anuales.

Estos datos hacen pensar que la periodista argentina de Página 12 tiene algo o mucho de razón cuando asegura que el patrimonio de Lasso estaría por los $4.000 millones, una cifra más de 100 veces más a la declarada por Lasso y que equivale al 4% del PIB del Ecuador.

Entonces, Yaku Pérez, tiene razón cuando en su denuncia en la fiscalía señala un delito muy grave, el de ¡PERJURIO!

II- El SRI reconoce que en el grupo banco de Guayaquil, 2 de las 66 empresas están en paraísos fiscales.

Cuando se consulta por internet «Conformación de los Grupos Económicos y su Comportamiento Tributario» del SRI, este organismo nombra los 302 grandes grupos económicos con sus respectivas empresas; así las cosas, aparecen las 66 empresas que constituyen el Grupo Económico Banco de Guayaquil y, dentro de las 66 empresas figuran 2 BANISI HOLDING y BANISI, que el mismo SRI, señala que están domiciliadas en paraísos fiscales (Panamá).

El registro de BANISI HOLDING y BANISI en el sistema del SRI, como empresas en paraísos fiscales domiciliadas en Panamá y que forman parte del Grupo Económico Banco de Guayaquil, implica el reconocimiento oficial y tácito del Estado ecuatoriano de pertenencia al grupo económico banco de Guayaquil y por ende a Guillermo Lasso, toda vez su condición de accionista mayoritario de esta Corporación. Incluso, como ya analizamos en el artículo anterior sobre este mismo tema (que tiene el mismo título del presente, Parte I), referente al BANISI HOLDING, en la que Lasso, hasta el año anterior (julio de 2020) aparecía como presidente. Entonces, no hay por donde dar tanta vuelta, ya que, por esta otra vía, se descubre el mismo delito, de tenencia de activos en paraísos fiscales, por más que el intente hacer malabares, creación, desaparición, cambios de nombre, apellido, etc., de sus 49 o más empresas que tenía (¿Cuántas tiene actualmente?) en diferentes paraísos fiscales, principalmente en Panamá. Estos argumentos se suman a los expuestos en nuestro precedente artículo, ya mencionado.

Banisi en la literatura de su publicidad dice abiertamente y sin tapujo alguno, que es filial del Banco de Guayaquil y hasta consta un mensaje del presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, en el Informe de Accionistas de BANISI, S.A… 

Para terminar, vale concluir que hay varios argumentos que apuntan a lo mismo; delitos, que reiteramos, de acuerdo a la ley, significa DESTITUCIÓN; incluso, uno de ellos, perjurio, implica cárcel, el que a su vez, derivaría en otro delito, cual es el de lavado de activos, igualmente penado con cárcel. Estamos entonces en presencia de un presidente que no solamente es ilegítimo (por los escandalosos resultados fraudulentos en su elección), sino también de un presidente ilegal, que, para remate, quiere subastar el País. 

Notas. –

[1]- Información pública muestra la red empresarial de Lasso y su patrimonio. Primicias, Estefanía Celi, 14 octubre 2021.

[2]- Guillermo Lasso evadió contribución para reconstrucción de Manabí al declarar menos patrimonio. RADIO PICHINCHA, 31 marzo de 2021.