Por Redacción Opción

La UNE y del Frente Popular, se pronunciaron este fin de semana ante los anuncios de recortes presupuestarios a la educación, señalaron lo siguiente:

Este jueves 30 de abril más de 2.000 profesores correspondientes al régimen Costa y Galápagos, serán desvinculados. Esta decisión deja entrever que el Gobierno no ha entendido que el COVID – 19, obliga a profundas transformaciones. Ecuador es el único país en el mundo que en plena pandemia procede a despedir docentes. La emergencia obliga a constituir una educación para la prevención y solidaridad y para este y otros propósitos es necesario garantizar procesos de revalorización docente, brindar estabilidad y recursos emocionales, mentales, materiales a estudiantes y a los 169.559 docentes de los cuales 29.460 laboran bajo la modalidad de contratos ocasionales y 25.530, bajo la modalidad de nombramientos provisionales.

Señalamos que los 11.732 docentes ganadores del “Quiero Ser Maestro- 6” accederán a su acción de personal por derecho y al ganar el concurso de mérito y oposición. No es dádiva del Gobierno como se busca proyectar en esta emergencia y donde varios funcionarios han demostrado estar en campaña.

No caben despedidos en educación, el país cuenta con 3’569.699 estudiantes para 169.559 docentes. Se necesita 70.000 docentes más, y ahora con mayor razón ya que el COVID – 19 obliga en el futuro a reabrir las instituciones educativas evitando el hacinamiento, característica del Estado que años estuvo acostumbrado a ubicar 50 estudiantes por curso. No hay razón alguna para desvinculaciones.

Todo docente debe ser reubicado y recontratado. Para lo cual se podría incluso hacer uso de las 5.640 partidas por concepto de jubilación las mismas que podrían ser desdobladas.

Mientras se continúa con la desvinculación de docentes por otra parte se ha paralizado el proceso Quiero Ser Maestro–7 que permitiría acceder a un nombramiento definitivo a miles de maestras y maestros que en muchos casos esperan la última instancia del proceso de evaluación (clase demostrativa). Denunciamos que docentes con nombramiento provisional también están siendo despedidos lo que evidencia que el propósito central es la desvinculación masiva, dejando ver una vez más que para el Gobierno la educación no es una prioridad que permita mediante la prevención enfrentar al COVID-19 como señala la Organización Mundial de la Salud.