Gabriel Montoya Zúñiga

El presente trabajo se realizó en la ciudad de Riobamba; es una investigación que contó con la participación de afiliados,del seguro general y del seguro campesino así como y jubilados, sobre la situación hospitalaria del IESS, en momentos en que una gran crisis afecta al IESS, por lo que la realidad hospitalaria y la perspectiva de la jubilación son de gran preocupación.

Entre los resultados se destacan: insatisfacción con los servicios de salud que oferta el hospital del IESS de Riobamba, rechazo al Call Center, a la escasez de médicos especialistas, con los laboratorios y rayos X y con el suministro de medicinas. De igual manera se pronunciaron en contra de la pretensión de aumentar los años para jubilarse, así como el aumento del aporte mensual. Consideran, por el contrario, que los responsables de la crisis son los gobiernos de turno que han ocupado los recursos del IESS, y exigen que el gobierno pague la deuda que asciende a 18.000 millones de dólares y finalmente consideran que quienes deben dirigir el IESS, son los afiliados y jubilados.

A la pregunta ¿Cuál es la imagen Institucional que el Hospital del IESS refleja ante usted?, el 60% dijo que era regular, el 25% buena, 16% malo y apenas el 4% dijo que era excelente.

Sin embargo, al ser preguntados si prefieren ser atendidos en el Hospital del IESS, o en otras casas de salud, la respuesta fue en un 70% por el hospital del IESS, el resto en otras casas de salud. Además establecieron que las áreas donde la atención es más oportuna y adecuada son Hospitalización 40%, emergencia 30%, consulta externa 15%, rayo x, 5%

Los afiliados y jubilados coinciden en que las principales dificultades que tienen para ser atendidos en el hospital del IESS son principalmente, el call center, 45%, y la falta de médicos especializados 40%; más abajo se encuentran los laboratorios de rayos x con 6% y la administración con 5%.

Se hace evidente que hay una mayor frecuencia con la que los afiliados y jubilados utilizan los servicios del IESS. Un 25% utiliza más de dos veces al mes, otro 25% mensualmente. Una vez al año lo utiliza un 30% y quienes dijeron nunca, suma 20%.

Preguntados sobre el servicio de medicinas, las calificaciones son contundentes pues un 35% lo califica de regular y el 40% de malo. Este es uno de los mayores problemas que demanda de solución inmediata.

A la hora de establecer sobre quién recae la responsabilidad del gran desfinanciamiento del IESS, la respuesta mayoritaria ubica al gobierno con 80%, seguido de un 15 % que responsabiliza a los empleadores. Bien sabido es que esta institución ha sido un botín político y en este periodo la “caja chica” del gobierno de Correa y Moreno.

Por ello el 75% de los encuestados coincide en que el gobierno debe, pagar la deuda que mantiene con la institución e incrementar su aporte, otro 15% se pronuncia por el incremento del aporte patronal y apenas el 5%, respectivamente, se pronuncia por la incrementar los años de jubilación y el porte mensual.

Sobre con quién y cómo manejar el IESS, la respuesta mayoritaria 60%, es que el gobierno debe sacar las manos de esta institución y que los afiliados, los jubilados y los patronos, sean quienes como auténticos dueños administren los recursos en su propio favor.

Como conclusiones se puede establecer que en el Hospital del IESS existen demandas insatisfechas en: Consulta externa, que requiere ser descongestionada, Emergencia, Cirugías programadas, Farmacia, Laboratorio y Rayos X, se suma la necesidad de incrementar médicos especialistas, el abastecimiento de medicinas, reparar los equipos de laboratorio y rayos x.

Una demanda general y urgente es incrementar suficientes unidades de atención primaria y por otro lado cambiar la administración del Hospital y del IESS de Riobamba con personas competentes.