Por Prof. Stalin Vargas M.,

En la cadena nacional de radio y televisión, el Presidente Lenin Moreno, la noche del martes 10 de marzo dijo que ¨la enfermedad global del coronavirus está generando una crisis económica en todo el mundo y ha golpeado fuertemente a Ecuador, miren ustedes cómo la producción, las exportaciones, el turismo y muchas otras actividades comerciales, de casi todos los países, están gravemente afectadas, adicionalmente, en pocos días el precio del petróleo cayó más de 20 dólares¨.

Lo dicho por el Presidente Moreno está ocurriendo en el mundo y nuestro país sufre las consecuencias, pero ésta situación, es utilizada como pretexto para cumplir las recetas del FMI y del Banco Mundial, organismos que monitorean la economía ecuatoriana y deciden qué se debe hacer, qué medidas tomar para ¨reorientar la economía¨.

Antes de la presencia del coronavirus y de la baja del precio del petróleo, el gobierno de Moreno le dijo al FMI que el gobierno apunta en su política económica a un reordenamiento de la posición fiscal, la racionalización de las operaciones del gobierno y que esto requerirá un esfuerzo de la ciudadanía.

Le dijo al FMI que los pilares principales serán: ¨i) el reajuste de la masa salarial del sector público respetando los derechos laborales y protegiendo la provisión de servicios; ii) la optimización del sistema de subsidios a los combustibles para poder beneficiar a los pobres y vulnerables y reducir las distorsiones; iii) una reforma del sistema tributario para hacerlo más equitativo, conducente al crecimiento y simple (meta estructural del programa); iv) y una reducción del gasto público de capital y de bienes y servicios…..gradualmente empezar a eliminar el distorsionante impuesto a la salida de divisas, una vez que hayamos recuperado la estabilidad macroeconómica y fortalecido la posición de las reservas¨[1].

Las medidas que anunció el gobierno empatan con la receta del FMI: reajuste de la masa salarial del sector público, la misma va por dos vías: 1.  a través de los despidos cuando se van a eliminar la Secretaría de Juventudes,  cuatro Agencias de Regulación y  Control, tres Institutos, tres empresas públicas, cuatro Secretarías Técnicas y la Empresa de Medios Públicos; 2. a través de la reducción de sueldos a los Servidores Públicos que según Moreno ¨aportarán de manera temporal, un pequeño porcentaje de su salario: quienes ganen de 801 dólares hasta 1 500 dólares, el 4%, de 1 501 dólares en adelante, aportarán el 8%¨, con lo cual se obtendrá 226 millones de dólares. Valdría preguntarse el aporte de manera temporal es un mes, seis meses, un año, dos años?.

Otra de las medidas que empata con la receta del FMI es la reducción del gasto público de capital y de bienes y servicios, el régimen anunció que el ¨recorte presupuestario será de 1 400 millones de dólares, de los cuales 800 millones de dólares serán en bienes y servicios, y 600 millones de dólares en bienes de capital. La salud no entra en este recorte¨. Aquí surge una pregunta y qué va a pasar con la educación? Se va a recortar o no?

Luego de la cadena nacional del Presidente de la República, el Ministro de Finanzas, Richard Martínez, dijo que en 15 días tendrían la propuesta en firme sobre la eliminación de los subsidios a la gasolina, que están trabajando en la focalización, esto empatas con la receta del FMI de la optimización del sistema de subsidios a los combustibles.

El envío a la Asambleas Nacional del Código de las Finanzas Públicas, en la que se incluirá que ¨aquellos ciudadanos, que tengan vehículos avaluados en más de 20 mil dólares, paguen una contribución única del 5% sobre el avalúo¨, con esto quiere obtener 220 millones de dólares, esto forma parte de la reforma del sistema tributario, ordenado por el FMI.

Esto ratifica que el coronavirus y la baja del precio del petróleo es un pretexto del gobierno, es cumplir los deberes con el FMI, hacer que la crisis la paguen los pobres, mientras que los grandes grupos económicos, la banca, los grandes medios de comunicación, los empresarios, están de plácenes.

Si el Presidente Moreno hubiese tomado decisiones responsables, debía cumplir con lo que siempre dice ¨los sectores más necesitados nunca se verán afectados¨. El gobierno prefirió recargar el peso de la crisis en los que menos tienen, en los sectores medios de la población.

Decisiones responsables serían Imponer un impuesto del 1% a los activos de los 270 grupos económicos, que permitiría obtener 1 157 millones de dólares, un Impuesto del 5% al patrimonio de los grandes grupos económicos, que permitiría obtener 215 millones de dólares, la reducción del IVA al 10%, cobrar la evasión tributaria que llega a los 4 000 millones de dólares.

A los trabajadores, la juventud y pueblos del Ecuador, no le queda otro camino que rechazar las medidas económicas impuestas por el gobierno y el FMI, seguir en la lucha y avanzar en la conformación del Frente social y Político que dispute el gobierno en las elecciones generales del 2 021.

EX PRESIDENTE UNE NACIONAL

Quito, 11 de marzo de 2 020.


[1] Ibid