Por Alfonso Yánez Montero*

Antes de la situación de emergencia realizamos acciones constantes a los Ministerios de Educación y Finanzas, no hemos parado, incluso enfrentando a la represión policial, en cada provincia nos tomamos Distritos y Zonales, exigiendo el pago a TODOS LOS MAESTROS JUBILADOS, desde el 2008 al 2019, insistimos en la validación de las carpetas desde 2017 al 2020, ahora tenemos nuevas promesas y compromisos.

Rechazamos una vez más los goteros, que en esta emergencia que vivimos son una burla al magisterio.

Hoy estamos en casa, preservando nuestras vidas y de nuestros familiares, pero no estamos inmovilizados, estamos en permanente comunicación con nuestros compañeros y compañeras velando por el bienestar de todos y sus familias, leyendo nuestros documentos, debatiendo sobre la problemática del país, aprendiendo con nuestros familiares la utilización de la tecnología y enviando comunicaciones a correos, tuits a los funcionarios exigiendo el cumplimiento de las promesas y señalando que no hemos recibido el incentivo jubilar, bombardeemos a los funcionarios.

Los compañeros dirigentes de la Provincia del Guayas están solicitando a la Superintendencia de Compañías, cuya sede está en Guayaquil, para que esta entidad corte el abuso de las Casas de Valores en contra de los maestros que se acogen a los bonos.

Somos todavía necesarios para la familia y la Patria, debemos cuidarnos en nuestros domicilios, no salir de nuestras casas, ya que somos un sector sumamente vulnerable en esta emergencia, pongamos optimismo en nuestras casas, para fortalecernos física y anímicamente para retomar la lucha personal, cuando termine esta emergencia.

Estamos en casa, pero no estamos inmovilizados.

PERSISTIR, INSISTIR, RESISTIR, pero nunca desistir.

*Presidente de la Coordinadora Nacional de Maestros Jubilados del Ecuador