Redacción Opción

En la ciudad de Portoviejo, el viernes 1 de octubre se realizó el Primer Encuentro Nacional Agrario con la participación de más de trecientos dirigentes y delegados representando alrededor de treinta organizaciones nacionales, regionales y provinciales de pequeños y medianos productores agropecuarios para la seguridad y soberanía alimentaria de ganaderos, lecheros, cañicultores, bananeros, arroceros, maiceros, frijoleros, cafetaleros, cebolleros, papicultores,  cebaderos, fruticultores,  palmicultores, pitajayeros, horticultores,   y pescadores artesanales, de dirigentes de la FEUNASSC, entre otras organizaciones  del Ecuador.

Mesías Ugsiña, coordinador del evento señaló que luego de un amplio análisis y debate de la grave crisis económica y social por la desatención de los gobiernos de turno, incluido el actual, que en campaña electoral ofreció precios justos para comercialización de los productos del campo, directamente del productor al consumidor, controlar el agrocontrabando, regular la importación de alimentos del extranjero, regular los precios de los insumos agropecuarios, créditos al uno por ciento para treinta años plazo, riego, asistencia técnica, conservar el ambiente y del agua, congelar los precios de los combustibles, pero hasta el momentos no ha cumplido nada de sus ofertas.

En tal sentido y para enfrentar esta situación el Encuentro resolvió, entre otros asuntos:

 1. Constituir la Unión Nacional Agropecuaria y Pesquera Artesanal para la Seguridad y Soberanía Alimentaria del Ecuador (UNAPASAE), teniendo como propósito unirnos para  luchar juntos al Movimiento Indígena, la  CONAIE, a los trabajadores, y todos los sectores sociales por la defensa de nuestros derechos.

2. Presentar el Mandato Agropecuario, es decir, las propuestas y soluciones alternativas al Gobierno Nacional y exigir su cumplimiento.

3. Analizar y debatir el Código de la Soberanía Alimentaria planteado por el CNAFC, y presentar a la Asamblea Nacional para su aprobación; como, también respaldar las leyes de condonación de las deudas impagables de los agricultores a la banca pública y privadas, generadas por la crisis económica, y la pandemia.

4. Rechazar las privatizaciones de la áreas estrategias y sociales; como también los tratados y acuerdos comerciales con los Estados Unidos, China y México, por ser lesivos a la soberanía y economía del pueblo ecuatoriano.

5. Preparar una jornada nacional de lucha unitaria para el 18 de octubre, si no hay ninguna respuesta favorable de nuestros justos planteamientos. Finamente solidarizar con las/os compañeros judicializados por las jornadas de luchas agropecuarias.