La externalización de las farmacias: solución, ¿para quiénes?

Opción
Opción
18 Min Read

Por Dr. Ricardo Ramírez.  MD*

El presidente Lasso, mediante Decreto Ejecutivo Nro. 378, emitido el 22 de marzo de 2022, reformó el Reglamento a la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, sustituyendo su Artículo 75.- por el siguiente: Procedimientos de adquisición de fármacos o bienes estratégicos en salud. –, e incluyendo los numerales “2. Externalización de las farmacias: las entidades contratantes de la Red Pública Integral de Salud dispensarán a través de este procedimiento los fármacos y bienes estratégicos en salud para consulta externa de los establecimientos que conforman la Red Pública Integral… y 3. Las entidades contratantes de la Red Pública Integral de Salud de forma excepcional y conforme las disposiciones contenidas en este Reglamento, podrán adquirir los fármacos y bienes estratégicos en salud a través de otros procedimientos.”; y, la entonces ministra de salud Ximena Garzón, mediante Acuerdo Nro. 00051-2022, con fecha 24 de marzo de 2022, expidió el “Reglamento a esta reforma” y el modelo de Convenio a firmar con las farmacias privadas, para la ejecución de dicho Decreto presidencial.

De inmediato señalamos dos aspectos de fondo en relación a lo que implica este decreto:

  1. EXTERNALIZAR es un eufemismo, igual que TERCERIZAR, DELEGAR, MONETIZAR, APP (Alianza Público Privada), para no decir directamente: ¡PRIVATIZAR! Se entrega una atribución y obligación de la Red Pública Integral de Salud, a empresa privadas (Farmacias).
  2. EXTERNALIZAR es un colosal NEGOCIADO, mientras no se demuestre lo contrario, porque con los dineros del pueblo ecuatoriano, se pagarán las medicinas a precio unitario, mucho más caro que si se compraran lotes de fármacos o insumos, directamente al fabricante o al importador autorizado.

Adicionalmente, debemos decir que, este Decreto, incumple la Constitución en el Art. 359.-, el mismo que dice: “El sistema nacional de salud…propiciará la participación ciudadana y el control social.”; y, en el Art. 363.- que dispone “El Estado será responsable de: …”7. Garantizar la disponibilidad y acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces, promover su comercialización y promover la producción nacional y la utilización de medicamentos genéricos…En el acceso a medicamentos, los intereses de la salud pública, prevalecerán sobre los económicos y comerciales.”

Preguntémonos: ¿Qué control social hubo, hay y habrá sobre los Convenios firmados con las cadenas farmacéuticas y la calidad y precio de los medicamentos dispensados? ¿Ha prevalecido la defensa de los dineros de la salud pública sobre los económicos y comerciales de las cadenas de farmacias? ¿Es pura “Coincidencia” que, uno de los beneficiarios directos es, el asesor “AD HONOREM” de Lasso,Carlos Cueva, dueño de DIFARE, PHARMACYS, CRUZ AZUL, FARMACIAS ECONÓMICAS, entre otras? ¿Acaso lo “asesoró” para que decrete la externalización?

ES EVIDENTE que, DELIBERADAMENTE, se hizo un “camino” para llegar a la externalización:

  1. REDUCCIÓN DEL PRESUPUESTO DE SALUD:
AÑOPRESUPUESTO CODIFICADOPRESUPUESTO EJECUTADO% DEL PIB
2020$3.607 MILLONES$2.589 MILLONES3%
2021$2.928,71 MILLONES 2,7%
2022$3.162,48 MILLONES 3.9%           el

En ninguno de estos años se cumple el 4% para salud que, según la DISPOSICIÓN TRANSITORIA VIGÉSIMO SEGUNDA de la CONSTITUCIÓN, se debía haber alcanzado el año 2011 con el incremento anual del 0,5%.

Tampoco se cumple con el Acuerdo Regional, a nivel de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL), vigente desde 2018, del cual el ECUADOR es signatario, en el que, se estableció la obligación de los gobiernos, de asignar, POR LO MENOS, el 6% del PIB para Salud.

2. NO PAGO DE LA DEUDA DE SALUD, DEL ESTADO CON EL IESS, por casi 5mil millones de dólares.

3. GESTIÓN SIN PLANIFICACIÓN, sin estudios previos de consumo en las unidades de salud; además, de la designación de autoridades corruptas que adquirían medicinas e insumos en exceso o innecesarias, las mismas que caducaban en las bodegas. Lo único que les interesaba era comprar con sobreprecio a cambio de una jugosa coima.

4. REPARTO DE LAS UNIDADES DE SALUD COMO BOTÍN POLÍTICO a Asambleístas y políticos corruptos, a cambio de votos o respaldos al gobierno de turno.

5. GIGANTESCAS DEUDAS con SOLCA, la Junta de Beneficencia, La Sociedad Protectora de la Infancia dueña del Hospital LEÓN BECERRA de Guayaquil: y cientos de clínicas, hospitales y centros de diálisis privados.

Por algunas de estas causas, aún hay exgerentes de hospitales, entre otros funcionarios, así como ex presidentes del Consejo Directivo y un ex director general, del IESS, un ex presidente de la república y ex asambleístas, presos, con arresto domiciliario, con grilletes u otras medidas cautelares o prófugos.

Todo ese “camino”, hasta llegar: a las diarias “colas” de pacientes y familiares, en las puertas de las unidades del ministerio de salud (MSP) o del IESS, exigiendo medicamentos e insumos; denunciando el permanente, creciente e insostenible “gasto de bolsillo”; y, a los plantones en las direcciones zonales del Ministerio y en los hospitales del IESS, per urgiendo que se pague a los PRESTADORES EXTERNOS privados que, los amenazan con suspenderles las diálisis u otras atenciones, si es que, el Estado o el IESS no les paga por sus servicios. Se movilizan por el pánico que sienten ante el inminente agravamiento de sus enfermedades y el riesgo de muerte, para ellos mismo o para sus familiares.

Lo inentendible y contradictorio, es que, el MSP y el IESS, NO PAGAN a los PRESTADORES EXTENOS, pero en el Reglamento al Decreto de Externalización, se comprometen a liquidar cada mes el pago de las facturas por las recetas electrónicas despachadas por cada farmacia privada. 

Al mismo tiempo, en la periferia de los hospitales y centros de salud, proliferaban y crecían las farmacias privadas de todas las cadenas, a costilla de la desesperación y el dolor de pacientes y familiares que, acudían con los “papelitos” donde les anotaban lo que debían comprar con su escaso dinero, si querían mejorarse o salvar la vida.

A partir de la EXTERNALIZACIÓN, el negocio es mayor para esas farmacias y para los dueños de las cadenas a las que pertenecen; esos son, los grandes ganadores.

Ese escenario dramático, doloroso e indignante, provocado intencionalmente, es utilizado, por los mismos culpables de esta catástrofe social: gobierno, presidente y sus ministros o delegados, para imponer la “genial” idea de EXTERNALIZACIÓN, la misma que, pretenden venderla como la panacea y la solución mágica al desabastecimiento de las unidades de salud y la cura milagrosa para los pacientes.

Pero, la EXTERNALIZACIÓN no es ni panacea ni cura milagrosa, veamos:

  1. El Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos (CNMB) es de 642 ítems (o fármacos), más las 233 solicitudes, en trámite para nuevos fármacos, de los cuales, solamente el 50%, recién han pasado la primera fase de revisión, de un proceso que deben cumplir, para poderse registrar en el CNMB.
  2. De esos 642 ítems, las farmacias privadas deberían dispensar, 381; pero en la actualidad, apenas tienen capacidad para entregar 127 medicamentos, según declaraciones de la vice ministra de salud Carmen Guerrero (EL COMERCIO, 12 de agosto de 2022, Pág. 3). En el reportaje de ese diario hay cifras contradictorias, porque según la vice ministra, el objetivo del MSP es llegar a 257 ítems, mientras que el IESS, ISSFA e ISSPOL han pedido una lista de 323 ítems. Es la razón por lo que, las 17 mil recetas prescritas, hasta el 12 de agosto de 2022, a través de las farmacias privadas, no han cubierto todas las necesidades, por lo que los pacientes o sus familiares, siguen comprando de su bolsillo, todos o parte de los medicamentos o insumos que necesitan. La viceministra de salud dijo a EL COMERCIO que, las farmacias tienen 90 días de plazo para completar los 323 ítems, o sea 196 más.
  3. Esto es, lo que el MSP ha denominado Plan “MEDICINA CERCA” que incluye, el convenio con 6 cadenas de farmacias (SANA SANA, ECONÓMICAS, CRUZ AZUL, FARMACIA MÍA, SAN GREGORIO Y CHIMBO) que disponen de 1.100 establecimientos, para atender a 10 millones de personas.
  4. El MSP anunció que tiene 24 millones de dólares para comprar a las farmacias; y, entre IESS, ISSFA e ISSPOL otros 70 millones. Por lo tanto, las Cadenas de farmacias tendrían un negocio de 94 millones de dólares para el 2022.

Con los mismos 94 millones, si se comprara directamente a los productores e importadores autorizados de medicamentos e insumos, obtendríamos 5 a 10 veces más productos que en las farmacias privadas.

  • La vice ministra de salud, en sus declaraciones a varios medios, incluyendo a EL COMERCIO, dijo: “Cada hospital hizo un listado de fármacos que consideraron externalizables. Los más delicados, los que requieren un mayor seguimiento, no fueron incluidos”. Por lo tanto, los medicamentos para pacientes con cáncer y otras enfermedades catastróficas, huérfanas y raras no se adquirirán en las farmacias privadas, sino por subastas inversas, compras por catálogo electrónico o de ínfima cuantía, cumpliendo los procesos que determina el Servicio Nacional de Contratación Pública (SERCOP) que, en el mejor de los casos tomarán 90 días, para adquirir, no todos, sino una parte de las medicinas que requieren los pacientes con las enfermedades más graves y de tratamientos costosos. Ellos son la mayoría de pacientes o familiares que siguen y seguirán en los exteriores de las unidades de salud, exigiendo sus medicinas e insumos, porque la externalización y el Plan “MEDICINA CERCA” no les solucionarán su tragedia.

Por lo tanto, este plan de EXTERNALIZACIÓN, debe ser, rechazado, desmentido y denunciado, porque no resolverá la demanda social en general y de los pacientes en particular; de quienes se utilizó la desesperación a la que intencionalmente se los condujo.

He aquí algunos criterios de profesionales y otras personas, que han opinado al respecto:

  1. “Se debe partir por fijar precios referenciales. Para no perjudicar al Estado o al paciente hay que entregar los productos dentro de un rango establecido de costos. Cuando el Estado compra directamente tiene un precio preferencial, a menor costo. En cambio, las farmacias aplican el precio de venta al público con un margen de ganancia que suele ser del 20%”.

“El sentido común dice que no deberían pagarles lo mismo solo por entregar el producto, porque se está entregando más clientes a esa farmacia; pero el modelo pretende darles, además, a esos centros particulares de expendio de medicamentos, una tarifa extra por la gestión de dispensación, lo que sería una doble ganancia para las farmacias”

(ENRIQUE TERÁN, PhD en Farmacología, docente de la Universidad San Francisco de Quito. EL COMERCIO, 9 de marzo de 2022. Pág. 15).

  • “Según la OMS, la mitad de las recetas se prescribe mal, se dispensa mal o el paciente toma mal las medicinas. En uno de cada dos actos que implican que una persona tome medicamentos hay errores. Para minimizar el riesgo, el profesional de la salud, el farmacéutico, valida la información, en especial en medicamentos de alto riesgo.”

“Con la EXTERNALIZACIÓN no hay garantías de que cada farmacia (1.100) tenga un profesional Químico Farmacéutico permanente. ¿Quién se hará responsable si hay una equivocación? ¿Cómo controlar la publicidad engañosa?

(Dra. Mg. MARÍA BELÉN MENA, Jefa de Cátedra de Farmacología y Directora de la Escuela de Medicina de la Universidad Central. EL COMERCIO, 9 de marzo de 2022. Pág. 15).

  • “Como Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (ALFE) hemos presentado al gobierno una propuesta de entrega directa de medicamentos a la red pública de salud. Queremos vender al Estado sin intermediarios. Es una propuesta complementaria a la externalización, porque ya contamos con el sistema y la logística. En el mercado privado, cuando no hay un medicamento, la farmacia alerta al operador logístico y en menos de 24 horas se la abastece. Con este método el paciente recibirá su tratamiento y se acabaría la corrupción. La industria farmacéutica nacional puede abastecer de 400 ítems de fármacos. Y hemos pensado incluir a empresas importadoras.”

(MIGUEL PALACIOS, Director Ejecutivo de ALFE. EL COMERCIO, 9 de marzo de 2022. Pág. 15)

  • … “Hay mafias que impiden la venta directa de medicinas al ESTADO” …” ALFE insiste en su propuesta de realizar una venta directa de los medicamentos que produce, al Estado, sin la intermediación que encarece los precios y da espacio a irregularidades o corrupción. La propuesta produciría un inmenso ahorro al país y las aportaciones ciudadanas como los impuestos que pagamos, servirían más a la colectividad…los laboratorios y los auténticos y bien definidos importadores de medicinas tendrían precios especiales para el MSP y el IESS…La intermediación es un importante acto de comercio, pero no puede existir cuando se trata de insumos médicos para atender la salud pública. No es lo mismo la compra de una pastilla en la botica de la esquina que adquirirla por grandes cantidades…”

(RAFAEL MENDOZA AVILÉS, Abogado, Sección Cartas a EL UNIVERSO, 22 de junio de 2022. Pág. 12)

  • … “El Decreto creando la distribución de medicamentos por medio de farmacias, así como el Reglamento, no se socializó, lo realizaron a toda velocidad, ¡¡¡que ya quisiéramos se tenga para la atención en los hospitales y centros de salud y la entrega de medicinas!!! Presidente Lasso eso no puede pasar en un gobierno que se dice está en vigencia el “Código de Ética” … Presidente trabaje con la Oficina de NNUU de Servicios para Proyectos/UNOPS…Presidente Lasso exija a sus ministros transparencia en todos los negocios y proyectos del gobierno, porque alguien le está mintiendo.”

(CÉSAR AURELIO MOLINA PÉREZ, Sección Cartas a la Dirección EL COMERCIO, 17 de abril de 2022.pag. 13

¿Cuáles son las propuestas alternativas?

  1. Reforma urgente a la LEY ORGÁNICA DEL SERCOP por iniciativa del mismo presidente de la república o de la Asamblea Nacional Legislativa (ANL), para permitir la compra directa a los laboratorios que producen los fármacos y a los importadores autorizados que importan los fármacos que no se producen en el país. Todo esto, hasta que el Estado tenga su propia empresa productora de fármacos.
  • Reapertura inmediata del funcionamiento del Instituto Nacional de Higiene “LEOPOLDO IZQUIETA PÉREZ” (INH-LIP) para que se garanticen y agiliten los estudios de bioequivalencia, de biodisponibilidad y efecto terapéutico de los fármacos antes de emitir el correspondiente REGISTRO SANITARIO.
  • Acreditación por parte del MSP, de los laboratorios farmacológicos de las Universidades, como el de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Guayaquil, para que puedan realizar estudios de bioequivalencia cuando el INH-LIP lo solicite.

El negociado privatizador de la externalización debe desaparecer en salvaguarda de los dineros del pueblo que se están dispendiando en beneficio de unos cuantos empresarios. El INH-LIP y la Academia deben trabajar unidos en defensa de la salud y la vida de los ecuatorianos.

*Miembro de la Comisión anticorrupción de Guayas

Compartir este artículo