Por Prof. Stalin Vargas M.*

A propósito del inicio de un nuevo gobierno, encabezado por la alianza CREO-PSC, se insiste en levantar una tesis: Amar a la Patria en los momentos actuales significa ceder, renunciar a los derechos, arrimar el hombro para que el gobierno de Lasso pueda avanzar en el Ecuador del encuentro.

¿Qué le están pidiendo a los ecuatorianos y ecuatorianas con ésta tesis? Varios ejemplos:

Al magisterio ecuatoriano que acaba de tener una importante victoria con la aprobación de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural, que sea honesto y diga que las reformas aprobadas son inconstitucionales porque no hay financiamiento para pagar los nuevos sueldos. Es decir, que sea el propio magisterio el que renuncie a sus conquistas y derechos. Se olvidan que durante 14 años el sueldo del magisterio ha estado congelado, con sobre carga laboral y que ahora en la pandemia trabaja más de 14 horas diarias.

A los trabajadores públicos que cedan a las propuestas de disminuir los sueldos, tesis levantada por los neoliberales encabezados por Augusto de la Torre, quienes dicen que los sueldos de los trabajadores ecuatorianos son altos en relación al promedio en América Latina. Se olvidan decir que con la dolarización nuestro país es más caro y que con el Salario Básico Unificado no se puede acceder a la Canasta Básica Familiar.

A los afiliados del IESS, que para resolver la crisis, se debe aumentar la edad para la jubilación e incrementar el aporte mensual, recibir una menor pensión jubilar, subir los intereses de los préstamos hipotecarios, crear un modelo mixto al estilo de la AFP chilena. No dicen que el Estado no paga la deuda de salud, del 40% para las pensiones jubilares, que los empresarios no entregan los aportes que descuentan a los trabajadores, con lo cual la mora patronal se incrementa mensualmente. 

A los trabajadores del sector privado, sigan trabajando las 40 horas pero recibiendo un salario reducido, sin percibir el pago de las horas complementarias, ni las utilidades porque lo principal es ¨tener el trabajo¨, o recibir 5 dólares de utilidades porque algo es algo.

No se hable mucho de que la banca privada tiene ganancias extraordinarias al igual que las grandes empresas, pero que no pagan los impuestos, los evaden de diversas formas y cuando deben contribuir con un porcentaje de sus ganancias alzan el grito, protestan y mueven todos los hilos del poder, para que el peso de la crisis la paguen los trabajadores.  

El amor a la Patria no significa renunciar a los derechos, callarse ante la corrupción, ceder a los intereses de las clases dominantes. Si los nuevos gobernantes aman a la Patria y quieren el Ecuador del encuentro, deben cumplir con las ofertas de campaña, gobernar para todos los ecuatorianos y ecuatorianas y no solo para su grupo económico, empresarial o político.

Amar a la Patria es luchar por la libertad, por la igualdad social; por el derecho al trabajo y al salario justo; por la salud, la educación, la seguridad social para todos y todas.

*EX PRESIDENTE UNE NACIONAL