Por Prof. Stalin Vargas M.

La huelga de hambre que desarrollan 80 docentes, estudiantes y padres de familia en 11 ciudades del país, es una medida justa, necesaria para avanzar en el mejoramiento de la calidad de la educación.

La huelga de hambre es una forma de protesta social, una forma alta de lucha, a la que el magisterio ecuatoriano ha tenido que recurrir para lograr que el Estado atienda los planteamientos de la comunidad educativa. Ahora la propuesta es que no se declare inconstitucional las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural, LOEI por parte de la Corte Constitucional, veamos algunas de las razones:

Educación sin acoso ni violencia sexual, el país ha sido testigo de que entre los años 2 014 a mayo 2 020, el Ministerio de Educación registró 3 607 denuncias de acoso y violencia sexual en las instituciones educativas, siendo 4 221 niños, niñas y adolescentes los afectados. Frente a esto, el Ecuador fue testigo de la pasividad e  ineficiencia de las autoridades de los Distritos y el propio Ministerio de Educación para actuar y sancionar a los responsables. Las reformas a la LOEI buscan proteger a niños, niñas y adolescentes, incorporando tareas específicas a los Departamentos de Consejería Estudiantil, DECE que deberán funcionar en todos los establecimientos educativos públicos.  

6% del PIB para educación, invertir en educación mejora el nivel de vida de las personas, el crecimiento económico, desarrollo y progreso social, es rentable porque fomenta la escolaridad, los aprendizajes de calidad. Algunos estudiosos señalan que invertir en educación es más rentable que invertir en los mercados financieros, la tasa de retorno es superior.

El Plan Decenal de Educación aprobado por el pueblo ecuatoriano en Consulta Popular, estableció que se debe invertir el 6% del PIB en educación inicial, básica y bachillerato, esto fue incluido en la Constitución de 2 008. Desde el año 2 012 se debía registrar en el presupuesto del Estado el 6%, no lo hicieron y la educación ecuatoriana ha sido perjudicada en 23 000 millones de dólares. Las reformas a la LOEI plantean que se cumpla y no sea solo un enunciado.

Conectividad gratuita para la comunidad educativa, la pandemia mostró una dura realidad, estudiantes sin acceso al internet, dispositivos móviles, computadoras para conectarse a las clases virtuales. Docentes que tuvieron que de su sueldo contratar nuevos planes de internet, celulares inteligentes. Padres de familia que tuvieron que sacar de su salario una parte para comprar las recargas para el celular, priorizar que el hermano o hermana mayor use el celular para conectarse y luego los menores. Internet gratuito en todos los establecimientos educativos y en las bibliotecas, ayuda a mejorar la educación. 

Educación inclusiva y de calidad, garantizar la educación para personas con discapacidad, que sea evaluadas para establecer sus particularidades y las características de las educación que necesitan, contar con equipos multidisciplinarios, para asesorar y acompañar a los docentes, estudiantes y a las familias. Atender a las niñas, niños, adolescentes y adultos con dotación superior para fortalecer sus capacidades y talentos.

Equiparación salarial, el Art. 349 de la Constitución vigente, dice que ¨El Estado garantizará al personal docente, en todos los niveles y modalidades, estabilidad, actualización, formación continua y mejoramiento pedagógico y académico; una remuneración justa, de acuerdo a la profesionalización, desempeño y méritos académicos. La ley regulará la carrera docente y el escalafón; establecerá un sistema nacional de evaluación del desempeño y la política salarial en todos los niveles. Se establecerán políticas de promoción, movilidad y alternancia docente¨. Precisamente esto es lo que quiere cumplir las reformas a la LOEI, equiparar los sueldos del magisterio con los del sector público, solo el magisterio no ha podido acceder a la equiparación salarial vigente desde el año 2 017.

Nuevo bachillerato, que permita una formación general y una preparación interdisciplinaria y especializada para acceder al Sistema de Educación Superior, para ello, los estudiantes podrán contar con varias opciones: bachillerato en ciencias, bachillerato técnico, bachillerato complementario en artes, bachillerato técnico-productivo. 

Reintegro de docentes desvinculados, la Disposición Transitoria vigésima octava establece que: ¨Dentro del plazo de quince días contados a partir de la publicación de esta Ley, reincorpórese a los docentes que fueron despedidos o desvinculados durante la emergencia sanitaria a partir de la declaratoria de estado de excepción, decretada por el Gobierno Nacional en todo el territorio por los efectos derivados del COVID-19¨. Son miles de docentes que no han podido reingresar a sus puestos de trabajo, es justo que el Ministerio de Educación los reintegre.

Éstas y otras reformas constan en la LOEI, buscan mejorar la calidad de la educación, no buscan crear el caos ni provocar un colapso financiero. Si el ¨gobierno del encuentro¨ quiere de verdad el encuentro de todos los ecuatorianos y ecuatorianas, debe aplicar la LOEI. No hacerlo significará que el discurso de campaña del actual Presidente de la República de que se invertirá en educación, salud, era solo un discurso demagógico.

Nos corresponde a los ecuatorianos y ecuatorianas que queremos una educación de calidad, respaldar y apoyar la lucha del magisterio, prepararnos a nuevas acciones de lucha para defender la educación pública.

EX PRESIDENTE UNE NACIONAL 

Quito, 29 de julio 2 021

Un comentario

Los comentarios están cerrados.