Quito inundado por la dignidad y lucha de los maestros

Periódico Opción
Periódico Opción
3 Minutos de lectura
 - Periódico Opción

Redacción Opción

Desde la mañana del día viernes 8 de abril, comenzaron a llegar a Quito delegaciones de todo el país; el cansancio del largo viaje se mitigaba con un buen café y con el entusiasmo de maestras y maestros que se juntaban en la capital para caminar unidos, sumar sus voces para reclamar con firmeza se cumpla con la equiparación salarial, demanda justa del magisterio aprobada por la Asamblea, que el gobierno de Lasso no da paso.

A las 3 de la tarde, el emblemático Parque del Arbolito se repletó rápidamente, ahí se fundían los rostros alegres con los miles abrazos del reencuentro, a su vez los cánticos, las consignas empezaron retumbar cada vez más fuerte, ya no era pocos, eran miles, una multitud de hombres y mujeres, que haciendo enormes esfuerzos, sorteando numerosos obstáculos llegaron para decir al gobierno de Lasso: pague lo que nos corresponde por justicia y por ley. La equiparación salarial es un derecho.

Es una movilización que mostró la autoridad y la convocatoria que ha retomado la Unión Nacional de Educadores UNE,  en el magisterio ecuatoriano, que tiene su base en la permanente preocupación de los asuntos de la educación pública, en la justeza y solidez de sus argumentos que no han podido ser rebatidos por el gobierno y sus entidades que, incluso les han dado la razón en varias ocasiones, tiene que ver también con la constante movilización de los maestros y maestras, en plantones locales como en  movilizaciones nacionales, con su tenaz acción ante las entidades y funcionarios públicos. En definitiva, una lucha incesante, perseverante.

La UNE, es la organización social más movilizada en el país, que demanda la ejecución de la LOEI, presupuesto para la educación y las mejoras salariales a las que tiene derecho. Es parte de las organizaciones del movimiento popular que como FUT (de la cual es parte), la CONAIE, las organizaciones de campesinos, se servidores públicos, la FESE, la FEUE y otras, han demandado al gobierno cumpla con lo ofrecido y resuelva los problemas fundamentales de la mayoría de los ecuatorianos y se oponen a la política neoliberal de entrega del país al capital extranjero y empeoramiento de las condiciones de vida del pueblo.

RV

ETIQUETAS:
Comparte este artículo