¿Una alternativa política en Ecuador?

Periódico Opción
Periódico Opción
3 Minutos de lectura
 - Periódico Opción
#image_title

Por Jaime Chuchuca Serrano

El descalabro del gobierno se retrotrae a las elecciones presidenciales de 2021, cuando Lasso “inexplicablemente” pasó de tercero a segundo en la  primera vuelta y después ganó la segunda. Ahora, después de la Muerte Cruzada, como si se continuará una elección que quedó detenida en el tiempo, suenan actores similares: Yaku Pérez (UP-DS), Leonidas Iza (PK), Andrés Aráuz o Rabascall (RC), Otto Sonnenholzner (Avanza), Fernando Villavicencio (Construye), y tres medianamente nuevos, Jan Topic (PSC), Daniel Noboa (ADN), Elsa Guerra (PS-FA). Varios partidos aún no han proclamado sus precandidatos. Los ministros han mentido que Lasso aún podría postularse, para negociar con algún movimiento de la derecha. Las actuales tendencias electorales se pueden resumir en la derecha tradicional dividida (que incluye al oficialismo), el correísmo y una tercera vía también dividida, que se desarrolla con organizaciones populares, de izquierda, indígenas.

El fraccionamiento político de estas corrientes, fortalece al correísmo, el cual ganó en las elecciones seccionales de febrero alrededor de 50 alcaldías y 9 prefecturas, además que en la primera vuelta de 2021 sacó el 32,72%. Pachakutik con 6 prefecturas y 26 alcaldías, conserva su fuerza, y ha propuesto a Leonidas Iza. Yaku Pérez, que sacó 19,38% en 2021, y se desafilió de Pachakutik, enfrenta ahora el reto de ampliar o conservar ese electorado con Unidad Popular y Democracia Sí. Villavicencio, Sonnenholzner y Topic disputan por capitalizar los apoyos de la derecha. Aunque el PSC disminuyó, tiene aún 27 alcaldías y 2 prefecturas; CREO, 24 alcaldías y 0 prefecturas.

El esquema correísmo/anticorreísmo sigue perdiendo su fuerza, porque el adversario es la derecha neoliberal y su posible retorno. El correísmo que al parecer irá sin alianzas, se ha demorado en sacar su candidato, mientras que las precandidaturas de Yaku Pérez y Leonidas Iza, permiten leer el fraccionamiento del electorado. El correísmo quiere ganar en primera vuelta; porque de llegar a la segunda, con Pérez, Iza o el candidato del oficialismo, podría perder nuevamente. La seguridad, el empleo, la lucha contra la corrupción son algunos aspectos del debate político. Aunque el correísmo amplíe su bancada legislativa, se podrían mantener las mayorías móviles. Cualquiera que gane la presidencia de Ecuador, tendrá que trabajar por un equilibrio de las fuerzas, para no repetir el gobierno fallido de Lasso.

ETIQUETAS:
Comparte este artículo