Redacción Opción

Un enorme contingente de alrededor de 500 policías, con caballos y perros, acompañados de un helicóptero y drones llegó hasta la Comuna de Petrillo, cantón Nobol, de la provincia del Guayas, argumentando que cumplen órdenes, procedieron a desalojar violentamente a los campesinos y agricultores del sector que ocupan 3 000 hectáreas que están en posesión, uso y goce de los comuneros que cultivan esas tierras por más de 50 años.

En la acción policial hubo agresiones, fruto de los cual al menos tres personas resultaron heridas y otras tres habrían sido detenidas.

Luis Pilalot, presidente de la Federación Única Nacional del Seguro Social Campesino, en un comunicado público se solidarizó y  rechazo a la acción policial contra lo comuneros, agricultores, productores de la comuna de Petrillo.

Han sido brutalmente desalojados, con un orden de hace 19 años, del 2001, que se aplica ahora, señaló.

Los habitantes de la Comuna de Petrillo son campesinos, productores de arroz de la ciruela, que tiene más de 30 años en posesión esas tierras. No es posible que se den todavía este tipo de acciones que no garantizan el derecho a la tierra como establece la Ley de desarrollo agrario, la Ley de Tierras y Territorios y esto deja mucho que decir de la autoridades competentes,.

“Exhortamos a las autoridades correspondientes, al señor gobernador del Guayas, al jefe político y a todas las instancias para garantizar el derecho y el acceso a la tierra y que se detenga el desalojo de las familias campesinas que ahí residen, nos solidarizamos con esas familias. No queda otro camino que la protesta. Se tomaron las carreteras y se pondrá una acción de protección” finaliza diciendo el dirigente campesino.

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.